Menu

Kendrick Lamar se considera una antiestrella del Hip Hop

Mar 31, 2016 | Noticias

Tanto el  presiente Obama como Taylor Swift y el rapero Kanye West, están de acuerdo en que Kendrick Lamar es la antiestrella del hip hop más rutilante del momento.

Barak Obama adora a Kendrick Lamar, no sólo declaró en una entrevista reciente que su canción preferida de 2015 era How Much a Dollar Cost, tema incluido en el último álbum del rapero armando un gran revuelo en Estados Unidos, pero no sólo eso, también lo invitó a principios de enero a la mismísima Casa Blanca para debatir juntos sobre los problemas y escasas oportunidades que tienen los jóvenes en las zonas más pobres del país.

Además, Taylor Swift quiere ser su mejor amiga y no serlo es algo que le entristece cada día, según afirma la estrella del pop, incluso eligió a Kendrick para hacer un dueto en un tema de su último disco, Bad Blood, sí, esa canción en cuyo videoclip aparecían todas las best friends de Taylor haciendo de superheroínas: Gigi Hadid. Karlie Kloss. Lily Aldridge. Lena Dunham.

Kanye West, no se quiere quedar atrás, así que no dudó en llamar a Kendrick para cantar juntos “No More Parties in L.A..” uno de los temas incluidos en su nuevo proyecto. G.O.O.D. Fridays en el que el marido de Kim Kardashian se ha propuesto estrenar una nueva canción cada viernes.

Y si a esta lista de exclusivos admiradores le sumamos el desorbitado éxito de su último disco, “How to Pimp a Butterfly” que acumula once nominaciones a los Premios Grammy, un disco de platino. puntuaciones en webs especializadas en música como Metacritic de un 96 sobre 100 y calificativos tales como la gran obra maestra americana, según la revista Rolling Stone. resulta inevitable afirmar que Kendrick Lamar es el rapero más influyente de Estados Unidos después de Eminem, el nuevo mesías del hip hop.

Kendrick Lamar se considera una antiestrella del Hip Hop

Aunque en realidad su historia es la de un chico normal, o al menos todo lo “normal” que puede ser crecer en Compton (California), donde a la vez que se formaba el grupo de culto de gangsta rap N.W.A, formada por DJ Yella, Dr. Dre, Eazy-E. Ice Cube y MC Ren, el índice de criminalidad en sus calles aumentaba en 1991 hasta ser incluida en el top ten de las ciudades más peligrosas de los Estados Unidos.

“Si me quieres aterrorizar sólo tienes que tirar una lata vacía a una papelera de metal, ese sonido similar
al que hace una pistola, provoca que mi corazón se salga del pecho”, reconoce Lamar, quien en su adolescencia sufrió en primera persona la violencia derivada de las calles y tuvo que correr más de una vez de la policía.

Y eso que sus padres, Paula y Kenny, se mudaron en 1984 desde Chicago a California huyendo precisamente de la violencia callejera.

“Durante los dos primeros años dormían en el coche hasta que consiguieron ahorrar el suficiente dinero para alquilar un apartamento”, explica el raperò para dejar claro cuáles son sus orígenes.

Lamar es el mayor de cuatro hermanos, nació en 1987 y a pesar de crecer en un entorno desfavorable fue un estudiante sobresaliente.

“Me gustaba el baloncesto y soñaba con la NBA. pero en el colegio descubrí la poesía y ya no pude parar de escribir canciones” Y aquí es donde se diferenció del resto, y donde Kendrick Lamar se convertiría en lo contrario a la imagen que tenemos de una estrella del hip hop.

Lamar nunca se ha involucrado con las drogas, incluso apenas bebe, cuando consiguió su primer contrato discogràfico, y comenzó a ganar dinero haciendo lo que le gusta, decidió que no iba a despilfarrar el dinero en fiestas y en autos.

De hecho no le gusta pasar tiempo en clubs, vive en el tercer piso de un bloque situado no muy lejos de su ciudad natal  “¿qué voy a hacer yo en una mansión?” y sigue con su novia del instituto: “Whitney es mi mejor amiga” Su día comienza con un entrenamiento a las 11 de la mañana, después se acuesta durante una hora o dos más, y si no tiene obligaciones urgentes, se queda toda la tarde escuchando música y buscando ideas para sus letras.

A lo largo del día repite varias veces su plato favorito, Fruity Pebbles, cereales de colores, y a las nueve en punto se dirige a su estudio donde ensaya con su banda hasta las cinco de la madrugada.

“Ver cómo trabaja es sorprendente, escucha la música y en lugar de tomar papel y lápiz, se pasea por el estudio. Lo siguiente que ves es cómo un verso increíble sale de su boca”, dice Dr. Dre, mentor de Lamar y productor ejecutivo de su último disco.

En sus versos increíbles, como dice Dr. Dre hay historias sobre la vida en las calles, derivaciones filosóficas del polémico asesinato de Ferguson.

“Sus letras son excepcionales, cinemáticas…”, dice Obama. Realmente lo admiro.

Related For Kendrick Lamar se considera una antiestrella del Hip Hop